Espacio Metatrón
Arquitectura Contemporánea Mexicana
Hotel Camino Real
Hotel Camino Real

Ubicación: Ciudad de México, México
Área: 85,500 m²
Cliente: Banco Nacional de México, Western Hotel
Año: 1968
Remodelación: 1985 y 2005

La idea inicial del cliente para este terreno cercano al parque de Chapultepec, era la de crear un conjunto de edificios-torre, un proyecto convencional con poca personalidad. Legorreta decidió dar a este diseño una personalidad única y el sentimiento de una verdadera cultura mexicana que evocaría a una casa mexicana.

Un estudio de muros de carga y del efecto de los temblores en los edificios de la Ciudad de México dio como resultado la altura máxima razonable de cinco pisos. Esta altura permitía adecuar el número de habitaciones y espacios públicos que se requerían, con espacios abiertos entre ellos, así como una integración con el ambiente urbano.

El diseño exterior protege al hotel del ajetreo de las calles principales en tres de sus lados, pero lo conectan con la vida urbana de una pequeña calle comercial en el cuarto lado. El edificio es un santuario que ofrece intimidad y paz a sus ocupantes. En un lado, una arcada amarilla limitada por árboles conecta las actividades de los comercios interiores del hotel con la calle. El muro es interrumpido en la fachada de la calle principal por una celosía. El visitante entra a través de una impactante celosía rosa a un ambiente tranquilo del vestíbulo exterior, dominado visualmente por una enorme fuente. Uno pasa de este ambiente tranquilo a un espacioso vestíbulo.

rgan albercas, centros de descanso y pérgolas, jardines y terrazas.

Hotel Camino Real

Un estudio de muros de carga y del efecto de los temblores en los edificios de la Ciudad de México dio como resultado la altura máxima razonable de cinco pisos. Esta altura permitía adecuar el número de habitaciones y espacios públicos que se requerían, con espacios abiertos entre ellos, así como una integración con el ambiente urbano.

El diseño exterior protege al hotel del ajetreo de las calles principales en tres de sus lados, pero lo conectan con la vida urbana de una pequeña calle comercial en el cuarto lado. El edificio es un santuario que ofrece intimidad y paz a sus ocupantes. En un lado, una arcada amarilla limitada por árboles conecta las actividades de los comercios interiores del hotel con la calle. El muro es interrumpido en la fachada de la calle principal por una celosía. El visitante entra a través de una impactante celosía rosa a un ambiente tranquilo del vestíbulo exterior, dominado visualmente por una enorme fuente. Uno pasa de este ambiente tranquilo a un espacioso vestíbulo.

rgan albercas, centros de descanso y pérgolas, jardines y terrazas.

Hotel Camino Real

Los generosos y proporcionados espacios públicos invitan a caminar. El espacio fluye a través de las grandes escaleras. El arquitecto dejó los grandes espacios vacíos concentrando el interés en los rincones, usando mobiliario mínimo para adecuarlo a la escala humana. El espacio es un lujo de nuestro tiempo.

Para recobrar el placer de caminar, el huésped recorre distancias considerables para ir a las habitaciones; las circulaciones se diseñaron para dar una sensación de lujo a través de la manipulación de la luz, materiales y color. El uso de muros aplanados, comunes en la arquitectura vernácula mexicana, dio dignidad a los interiores. Las habitaciones ven, ya sea hacia un patio central o a patios privados, jardines o terrazas. Los patios y las terrazas fueron cuidadosamente diseñados para conectar los espacios interiores y exteriores, así como para generar espacios para uso público. Cada espacio exterior está diseñado con diferentes motivos, paisaje y actividad. Estos patios albe

Hotel Camino Real

Suscríbete al Boletin del Espacio Metatrón

Seleccionamos para ti mensajes canalizados, meditaciones, cursos, talleres, medicina alternativa, eventos, terapias, productos naturistas, y mucho más.

Fortificado con mx.groups.yahoo.com Yahoo! Grupos